El pregón

Para los más jóvenes, vamos a recordar lo que era un pregón.

En La Peraleja vivían muchas más personas. Por eso,  de otros sitios venían camiones a vender calzado, fruta, cacharros, ropa etc. A veces, a comprar cerezas  (había muchos cerezos en el pueblo)

El pregonero iba por todas las esquinas del pueblo, informando, en voz alta, de lo que en la plaza se vendía. Por este servicio, el pregonero cobraba.

A veces, el que tenía que comunicar algo era el Ayuntamiento y también utilizaba este procedimiento.

Llamaban la atención del público tocando una trompetilla.

Los que no oían bien, por estar dentro de casa, salían a la puerta y preguntaban: ¿ Qué han  pregonado?

Al final, todos quedaban enterados.

De los últimos pregoneros que recuerdo son Alejandro Alcocer y su hija Aurora, que , por cierto, tenían buena voz y lo hacían muy bien.

Recientes

Escribe un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

matanza1-001imagen6